Pioneros de la informática, GRACE HOPPER

XGraceHopper


Grace Hopper fue una gran impulsora de los lenguajes de alto nivel, y a ella se debe la identificación del primer “bug”.

Suele pensarse que la ciencia de la informática por lo general es un club “sólo de hombres”. Pero las mujeres van ocupando cada vez más posiciones junto a los hombres, en pie de igualdad, en el desarrollo y la aplicación de los ordenadores. Una de las pioneras de la informática fue Grace Hopper, cuya aportación más trascendente revolucionó el campo del software: fue la autora del primer compilador y colaboró de manera destacada en la elaboración y la puesta a punto del lenguaje COBOL. También fue la primera persona que aisló un “bug” en un ordenador y logró “depurarlo”.

Después de hacer un trabajo de posgrado en Yale, Grace Hopper regresó a su universidad de origen, Vassar, como miembro de la facultad de matemáticas. Allí permaneció hasta la edad de 39 años, cuando fue llamada para el servicio de guerra en la Naval Ordinance Computation Project. En 1945 se le ordenó que fuera a la Universidad de Harvard para ayudar al físico Howard Aiken en la construcción de un ordenador. En 1937 Aiken había propuesto a la IBM la idea de construir un ordenador utilizando equipos de tabulación adaptados. Su primer ordenador, aunque de diseño mecánico, tuvo el éxito suficiente como para animar a IBM a invertir en un modelo mejorado que pudieran emplear relés electromecánicos. Así se construyó una máquina que se denominó Harvard Mark II.

En aquellos primeros días las máquinas habían de programarse volviendo a tender sus cables cada nueva tarea. De modo que, en el caluroso verano de 1945, Grace Hopper se encontró literalmente atrapada entre los cables del ordenador. Las necesidades de la guerra exigían con toda urgencia el procesamiento de datos balísticos, y el comandante Aiken solía irrumpir en la sala para preguntarle: “¿Por qué no está usted haciendo números, Hopper?” Una avería del ordenador lo impedía. Cuando finalmente se descubrió que el fallo se debía a una enorme polilla que había penetrado por las ventanas abiertas y que había quedado atrapada en el interruptor de un relé, Grace le replicó sucintamente: “¡Estamos desinsectando la máquina!” Este primer “bug” del que se tiene constancia se extrajo con sumo cuidado del relé con un par de pinzas y se conserva en el Museo Naval de Virginia en el cuaderno de bitácora del Harvard Mark II. Está pegado con cola junto a la entrada de las 15.45 del 9 de septiembre de 1945.

Primer Bug

Primer Bug

Aquel mismo año dos ingenieros, John Mauchly y Presper Eckert, estaban construyendo otro ordenador, el ENIAC. Finalizada la guerra, los dos hombres crearon su propia empresa para fabricar una versión comercial de la máquina, e invitaron a Grace a unirse al equipo. La ayuda más valiosa que aportó al desarrollo de este ordenador, denominado UNIVAC (UNIversal ACcounting Machine) la constituyó la creación de software para el mismo. Y fue mientras intentaba construir programas de aplicaciones empresariales en el UNIVAC cuando Grace buscó por primera vez un atajo para ahorrarse la necesidad de volver a escribir ciertas subrutinas que se repetían una y otra vez. Valiéndose de lo que entonces se tuvo como brillante estratagema, la de que un ordenador podía escribir sus propios programas. Grace creó el primer lenguaje de programación, junto con el compilador necesario para traducirlo a código de lenguaje máquina. Se le dio el nombre de “A-0″. Cuando este compilador fue presentado en público por primera vez suscitó la incredulidad entre los profesionales de la informática, quienes pensaban que las máquinas sólo podían realizar operaciones aritméticas y manipular símbolos. Se quedaban atónitos viendo cómo un ordenador saltaba a una subrutina de su biblioteca al encontrarse con un verbo en imperativo al comienzo de lo que era casi una sencilla locución en inglés.

En mayo de 1959 la capitana Hopper fue invitada al Pentágono para formar parte de una comisión de trabajo que estaba intentando crear y estandarizar un lenguaje para ordenadores de uso comercial. En menos de un año la comisión dio a luz la primera versión del Common Business Oriented Language (COBOL). Grace colaboró valiosamente en los esfuerzos de la comisión por aunar los mejores logros de cada uno de los lenguajes existentes y, por consiguiente, crear un lenguaje óptimo para las empresas en virtud de su calidad. Prueba del éxito que consiguió la comisión es que COBOL continúa siendo hoy en día uno de los lenguajes más ampliamente utilizados.

(Fuente: Enciclopedia Mi Computer, fascículo 22. Editorial Delta, 1984.)

About these ads
2 comentarios
  1. badaman dijo:

    Puede reconocerse que COBOL fue ideado por una mujer atendiendo a su locuacidad, a que las sentencias se escriben en mayúsculas y a que todo en él está ordenado y tiene su sitio en el listado.

    Dejando a un lado el comentario machista, que quiere ser más un reconocimiento -no falto de sana envidia- que otra cosa, el éxito y las aportaciones de esta mujer a la ciencia informática son quizá mas significativas que las de otros famosos pioneros, en tanto que, con su lenguaje de programación, mueve el mundo, pues casi todas las grandes empresas aún hoy utilizan COBOL en sus ordenadores.

  2. Increíble, no tenía idea que mi odiado BOBOL era obra de una mujer.

    Mas allá de mis sentimientos hacia COBOL :P no puedo sentiar otra cosa que mucho respeto por esta mujer.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.