archivo

Archivos Mensuales: marzo 2009

QL en la RM09. Fotografía Radastan

QL en la RM09. Fotografía Radastan

Aunque yo no he estado en la RM, reconozco el mérito de convocar a tanta gente, y el esfuerzo de los expositores y organizadores, que saben por descontado que su trabajo es valorado por mi (hay “jurisprudencia” al respecto por si alguien no me cree), pero he de decir que ya os lo dije.

En lo que a mi respecta, que es el QL, sólo puedo concluir, siendo benevolente, que su presencia en la feria no ha pasado de ser testimonial, como ya adelanté, muy lejos de la pretendida “conmemoración del 25 aniversario” que anunciaba la nota de prensa preliminar.

Al menos, gracias a JLTur (que se ha comido el marrón que nadie quería) el QL ha estado encendido y se ha mostrado alguna que otra cosa (a ratos perdidos), lo que no se puede decir de la mitad de los Mac que le hacían compañía en la mesa central promovida por la Sociedad Tolkien Española (sí, yo también me lo pregunto).

En una rápida búsqueda entre las crónicas de los asistentes a la feria, pueden leerse comentarios como los siguientes:

“Para el aficionado medio, sin duda, muchos de los expositores lograron hacer el sueño realidad. No hay que olvidar, sin embargo, la pobre representación de sistemas como Sinclair QL o Macintosh, celebrando nada menos que su 25º aniversario y que dejaron con muchas ganas de más a buena parte de los veteranos.”

Eurogamer

“En el centro de la sala grande se podían ver algunos Macs y un Sinclair QL -ambas máquinas basadas en el Motorola 68000-, para conmemorar el vigésimo quinto aniversario de estos sistemas. Lo malo es que esta mesa estaba algo abandonada, y a veces daba algo de pena ver los ordenadores.”

El blog de Manu

“Pero lo peor de todo ha sido el “stand” del QL en su 25 aniversario y el de Macintosh. De los tres Mac que había creo que encendio solo había uno. Y el de QL me ha dado hasta pena, el ahí solito sin nadie que le cargara un poco de software para darle vida.

No había nadie allí para explicar nada, ni para hacer demos ni nada de nada. ¡Qué lástima coño! Es que más que un stand parecía la zona velatorio :(”

xdistancia, Retroinformática y +

“Otra cosa muy mejorable fue el tema de la “celebración” del QL (de nuevo con todas las comillas posibles) porque fue muy desangelado y sin gracia. Deberian haber habido varios QL’s mostrando cosas y gente explicando que era aquello. Las máquinas tristes y solas poco decian la verdad, como mucho servían para hacerse alguna foto al lado de ellas.”

HeadSpeccy

Actualización 27-3-2009: Añado esta nueva crítica:

El QL debería ser la nueva mascota del Atlético de Madrid

Los aficionados al fútbol siempre han considerado al Atlético de Madrid como un club “pupas”, destinado siempre a hacer cosas grandes, pero potencialmente sufridor y desventurado. Pues bien: el QL, en su parcela, no le va a la zaga. Esta máquina nació con la vitola de caballo ganador hasta que las desgracias (por mal proceder de Sinclair o por simple mala suerte, da igual) se cebaron con él y lo hicieron fracasar. Todavía hoy, transcurridos ya veinticinco años desde su salida al mercado, el pobre QL sigue sin ganar para sustos, hostias o lo que se tercie (de malo, por supuesto), y pudo verse una clara demostración en Retromadrid 2009: los hados confabulados contra el QL desde su nacimiento transformaron lo que iba a ser una celebración por todo lo alto en una triste mesa con un cartel patatero pegado con celofán, sobre la que alguien colocó un QL (en perfectas condiciones y extremadamente limpio, eso sí, hasta el punto de que parecía recién desembalado) y lo dejó funcionando. El hecho de que no hubiese nadie a cargo de dicha mesa (o, si lo había, se fue a tomar unas cañas y se olvidó de volver), unido a que dicha mesa estaba colocada en pleno centro de la feria junto a la destinada a los Mac, bien visible desde todas partes, ofrecía como resultado un panorama descorazonador. De vez en cuando alguien se aventuraba a toquetear el aparato, limitándose casi siempre a pulsar a lo loco una pocas teclas como para “ver qué coño es esto y qué tacto tiene”. Y ya. Como muestra de lo triste que fue aquello, un botón: el cutre-cartel que anunciaba a los visitantes que lo que allí había era un QL se despegó de la mesa y estuvo tirado en el suelo durante un buen rato, hasta que servidor de ustedes (sí, yo mismo, el que esto escribe), harto de ver aquello, tuvo que acercarse hasta la mesa para volver colocar el cartel en su sitio. Sobran comentarios, me temo.

Pie de foto del artículo (impagable): El QL va a inspirar una nueva sección de Muchachada Nui, “Soy un desgraciao”, en el que una caricatura de este aparato mantendrá conversaciones trascendentales e introspectivas con yonkis, macarras y otros deshechos, incluyendo socios del Atleti.

Leyendas

No dejéis de visitar estos enlaces y leer las críticas del conjunto de la feria, que en general han sido todas muy buenas. Yo aquí destaco únicamente lo que dicen respecto al QL.

Con ellas cierro este comentario y este tema, esperando que la organización y el propio Corrales hayan tomado nota para próximos eventos y escuchen a la comunidad. Les saldrá más ventajoso que ir poniéndose medallas ajenas y sin duda obtendrán mejores réditos publicitarios.

A raíz de los últimas noticas y comentarios en este blog sobre Q-emuLator me decidí a probarlo. Coincidió también que estaba buscando una alternativa a QLay2, que era el emulador que había usado hasta entonces. Entre otras cosas ya estaba un poco cansado de lidiar con las QL-Tools para transferir ficheros desde disquetes QL al emulador y a la inversa. Otra incomodidad es que QLay 2 no soporta dispositivos flp_.

Q-emuLator nunca me había atraído seriamente, tal vez debido a que en el mundillo QL el considerado como mejor emulador es QPC2, pero tras las pruebas iniciales, mis impresiones sobre Q-emuLator fueron cambiando radicalmente.

Efectivamente, QPC2 pude ser superior, pero Q-emuLator en su versión 2.5 no decepciona. Un aspecto que me atrojo es que te da un “feeling” o un “sabor” a la máquina real que no te da QPC2.

Q-emuLator es: muy rápido, muy sencillo, muy compatible con la mayoría de software original de la máquina. Otro aspecto muy práctico (que al principio no me gustaba mucho) es la idea de los “slots” en el panel inferior para poder hacer un “attach” del dispositivo 1,2,3… a una directorio del sistema operativo anfitrión, un fichero QXL o a la disquetera. En “caliente”, sin reiniciar la máquina puedes vincular cualquier slot a cualquier directorio o disquetera. Otro aspecto positivo es que cualquier dispositivo funciona indistintamente como MDV, FLP o WIN, cosa muy práctica sobre todo en caso de soft antiguo.

Valoro también como muy positivo la postura de Daniele Terdina (su creador) de ofrecer gratis el emulador en su versión básica (emulación de un QL con una expansión de disquetera).

Dado que mi experiencia y primeras impresiones con Q-emuLator fueron muy positivas me decidí a registrarme (una forma también de apoyar a Q-emuLator y al QL). Con el registro se activa el modo “expanded” donde es posible usar una emulación de un QL expandido (Aurora, Q60, Minerva, activación del ratón, puertos TCP, más velocidad, …). Otra ventaja al registrarte es el soporte directo de Daniele, tuve al inicio algunos problemas con PE y me contestó muy rápido a las dudas.

Ahora con Q-emuLator puedo usar ratón, PE, más velocidad, flexibilidad en los dispositivos y sistemas de almacenamiento …. en definitiva, una gozada de emulador.

Aquí mi sistema emulado (PE, Qascade, QPAC2, fondo librería badaman, ratón, …)

QEmuLator

QEmuLator