Episodio 1, los inicios del “microordenador” …


En la historia del microordenador, los avances en hardware y software van parejos, pues en ellos cuentan por igual tanto los productos como las personas.

Ha habido momentos en la historia en que la magnitud del cambio tecnológico ha apabullado a la gente. Pero hasta la fecha, nada (ni siquiera la navegación aérea, desde los hermanos Wright hasta la exploración lunar) es comparable, en ritmo de progreso, a la revolución de la microelectrónica. El salto de los primeros microprocesadores a los diseños actuales de 16 bits, de los primeros microsistemas a los actuales ordenadores de consola, se ha realizado en apenas una década. Y la velocidad de los avances es uniformemente acelerada.

Por el año 1971, varias de las nuevas firmas fabricantes de chips de California llegaron a la conclusión de que las principales funciones de un ordenador se podían alojar en una sola brizna de silicio. En aquel entonces no se intuía revolución alguna, ni se hablaba de ninguna “tecnología de la información”. La idea se limitaba a producir un ordenador pequeño y barato que se pudiera utilizar para controlar las máquinas de las fábricas o los ascensores por ejemplo, y los primeros microprocesadores fueron muy adecuados para esas tareas.

Uno de los fabricantes de chips, Intel, pasa por ser el inventor del primer microprocesador, denominado 4004. Los “cuatros” de la cifra aluden a su potencia: se trataba de un procesador de cuatro bits que manipulaba los datos en bloques de cuatro dígitos binarios. Estaba provisto de poca memoria, la suficiente como para albergar el programa de control de un ascensor, por ejemplo.

Intel 4004

Intel 4004

Hacia 1972 Intel había creado el chip 8008, un procesador de ocho bits, y los aficionados comenzaron a pensar en construirse ordenadores por sí mismos basándose en el nuevo chip. En las revistas norteamericanas para aficionados a la electrónica aparecían artículos describiendo cómo hacerlos, y aunque los ordenadores resultantes no poseían pantallas de monitor, ni teclados adecuados ni ningún otro medio auxiliar más evolucionado, aquellas fueron las primeras máquinas personales. A partir de uno de esos proyectos para aficionados nació lo que podría considerarse el primer microordenador personal comercial que salió al mercado, el Altair 8800. No obstante sólo se vendía como kit (es decir, como juego para montar).

Intel 8008

Intel 8008

Altair 8800

Altair 8800

Al año siguiente apareció el primer microprocesador “verdadero”, el 8080, también producido por Intel. Operaba sobre bloques de datos de ocho bits y podría manipular hasta 64 Kbytes de memoria para programas más extensos. El reto fue recogido por otras firmas de chips, que apretaron el paso. El chip 6800 de Motorola operaba de forma similar al 8080. Las características de hardware eran parecidas, pero para hacerlo funcionar se requerían distintas instrucciones. Y aquí empezaron a suscitarse lo problemas de la compatibilidad de software: los programas escritos para el 8080 no se podrían ejecutar con el 6800, y viceversa.

Intel 8080

Intel 8080

Por la misma época, otras empresas estaban sacando al mercado procesadores similares, entre ellas National Semiconductor y Signetics and Advanced Micro Devices. Pero la impulsora principal de turno había de ser MOS Technology, donde trabajaba uno de los protagonistas de nuestra historia, Chuck Peddle. Peddle estaba en MOS Technology cuando la empresa creó un procesador muy parecido al 6800 de Motorola, denominado 6500. De hecho, era tan similar al 6800 que hubo que efectuar algunas modificaciones y al chip revisado al fin se le dio el nombre de 6502.

MOS 6502

MOS 6502

Commodore ya era una empresa muy conocida en Canadá en maquinaria para oficina y calculadoras electrónicas. Peddle se incorporó a la empresa con la idea de producir un ordenador personal completo, con pantalla, teclado, cassettes para el almacenamiento de programas y todo aquello que debía poseer un verdadero ordenador; todo, por supuesto, construido alrededor del procesador 6502. La máquina apareció en 1976 y se llamó PET 2001, un nombre amistoso (pet en inglés significa “animal de casa”) que se escogió para que no se espantara el comprador de la calle considerándolo altamente técnico.

Commodore Pet 2001

Commodore Pet 2001

Pero mientras el PET entraba en el mercado, otros dos innovadores se preparaban en un garaje de California para comercializar su ordenador. Steve Wozniak siempre había deseado tener un ordenador, y al hacerse socio del “Hombrew Computer Club” comprobó que lo podía hacer. Diseñó un ordenador en un único tablero de circuitos y, con su amigo Steve Jobs, empezó a fabricarlo y venderlo. A su tablero lo llamaron Apple I. Alojado en una caja con teclado, el ordenador finalmente se transformaría en el Apple II. Esta máquina salió justo después del PET de Peddle e incubó toda una industria casera de fabricación de software y hardware.

Apple II

Apple II

La Tandy Corporation de Fort Worth (Texas) tenía sus propias ideas para el mercado del pequeño ordenador. La corporación fabricaba, y continúa haciéndolo, una amplia gama de artículos electrónicos, como equipos de alta fidelidad, sintetizadores y radios, vendiéndose a través de su cadena de tiendas. El ordenador personal representaba una ampliación natural de su línea comercial, y a través de las tiendas Radio Shack ya contaba con una red de distribución para todo Estados Unidos. El resultado fue el TRS-80 Model 1, otro gran éxito en el mercado norteamericano. TRS corresponde a las siglas de Tandy Radio Shack, y el 80 alude al microprocesador utilizado, el Zilog 80. Zilog era otra nueva firma de chips que había producido un procesador similar al Intel 8080 pero con sustanciales mejoras.

Radio Shack TRS Model 1

Radio Shack TRS Model 1

Al contar el TRS-80 Model 1 con un microprocesador Z80, y el Apple II y el Commodore PET con sendos 6502, los ordenadores personales comenzaron a diversificarse en el hardware. Pero junto con esta primera elección trascendental del tipo de consumidor, llegaron los problemas asociados con incompatibilidad de máquinas y software no estandarizado. La clase de microprocesador utilizado en las primeras máquinas es significativa, porque el chip determina la elección del software que terceras partes comercializan en el mercado. Mientras se desarrollaba el hardware, se estaba estableciendo, asimismo, los estándares relativos al software.

En 1972, un joven llamado Gary Kildall era asesor de Intel. Su firma, Microprocessor Application Associates, estaba trabajando en un lenguaje para ordenador que los ingenieros de Intel pudieran utilizar para escribir software destinado a los nuevos chips de microprocesador fabricados por Intel. Kildall pensó que era posible conectar un microprocesador con memoria a una unidad de disco flexible de 8 pulgadas y a un teletipo, con el fin de proporcionarle a cada ingeniero un ordenador propio. Pero Intel prefirió continuar con su práctica de que todos sus ingenieros compartieran una máquina de unidad principal.

Gary Kildall

Gary Kildall

Kildall y su amigo John Torode, en otro garaje californiano, montaron ello solos un sistema. Torode construyó el hardware para hacer que el disco flexible funcionara con el procesador, y Kildall escribió el software en virtud del cual el procesador podría manejar el disco. Al programa se le llamó CP/M (Control Program / Microcomputer), nombre derivado del trabajo de Kildall con el lenguaje de programación de Intel, al que se le había dado la denominación de PL/M (Program Language / Microcomputer).

El primer sistema operativo en disco para micros lo asumieron rápidamente los fabricantes de hardware que deseaban dotar a sus máquinas de unidades de disco. También el software influyó en su diseño: el CP/M sólo operaba en el 8080 y en los procesadores más rápidos como el 8085 de Intel, así como en el similar Z80 de Zilog. El Z80 se convirtió en el chip estándar para cualquier máquina CP/M, y la compatibilidad con el CP/M era la obsesión de las firmas de software.

CPM

CPM

Aparte de los sistemas operativos, los ordenadores personales necesitaban un lenguaje de programación en el cual la gente pudiera escribir sus programas. El BASIC, desarrollado en el Dartmouth College (Estados Unidos) como lenguaje fácil de aprender, era la alternativa obvia.

Bill Gates, graduado en Seattle, ideó un intérprete de BASCI para micros, un programa de traducción que cabía en un chip de memoria limitada y que se podía incorporar a una máquina personal. Microsoft, la empresa de Gates, se convirtió en la productora estándar de lenguajes, así como Digital Research se erigió en la productora estándar de sistemas operativos, lo que reportó una fortuna tanto a una como a otra.

Bill Gates

Bill Gates

A estos progresos siguieron rápidos avances en hardware y en software de aplicaciones. Dan Bricklin y Bob Frankston produjeron el primer programa de hoja electrónica para micros, el VisiCalc, en su empresa Software Arts. Distribuido por Personal Software para el Apple II, éste se convirtió en el paquete de aplicaciones más vendido de todos los tiempos, y para denotar con mayor claridad su relación, Personal Software cambió su nombre por VisiCorp. MicroPro, de Seymour Rubinstein, produjo el WordStar, que se convirtió en el mayor éxito de ventas del mercado de tratamiento de textos CP/M.

Dan Bricklin y Bob Frankston autores de VisiCalc

Dan Bricklin y Bob Frankston autores de VisiCalc

El hardware en el que se ejecutaban estos paquetes se abarató y se hizo más potente. Adam Osborne, que se inició como escritor técnico, periodista y editor de software, después de trasladarse de Gran Bretaña a Estados Unidos, lanzó un celebrado ordenador de gestión empresarial que en su precio, ya de por sí competitivo, incluía una gran cantidad de software caro. Y está, por supuesto, sir Clive Sinclair, que estableció nuevos niveles de precio con el ZX80, ZX81, y ZX Spectrum, poniendo los ordenadores personales al alcance de millones de usuarios noveles.

ZX Spectrum

ZX Spectrum

En los últimos años, el estándar del microordenador lo ha establecido IBM con el IBM PC. Lanzada al mercado en 1982, la popularidad de esta máquina aumenta día a día. Virtualmente todas las casas de software y fabricantes de periféricos de hardware en la actualidad están produciendo material para el PC, lo cual, a su vez, es un factor de peso para que cada vez más personas opten por esta máquina.

El IMB PC ha reunido a varios de los pioneros de los primeros tiempos de la industria del micro. El microprocesador viene de Intel, que fue la iniciadora de esa tecnología; el sistema operativo es de la Microsoft de Bill Gates, diversificadora de lenguajes, y de la Digital Research de Gary Kildall, y dos de los primeros paquetes de software con que contó la máquina fueron el VisiCalc y el WordStar.

IBM PC

IBM PC

Steve Wozniak y Steve Jobs dirigen todavía la Apple, que en líneas generales es la competidora directa de la IBM, y ha apostado todas las expectativas de su empresa en favor de la revolucionaria tecnología del LISA y el Macintosh (una versión reducida del Lisa a un precio algo más asequible). Por su parte, Chuck Peddle fundó su propia compañía, la Sirius, y se apropió de un gran sector de mercado británico antes de que la poderosa IBM se implantara en el Reino Unido; desde entonces, la empresa fundada por este pionero ha atravesado dificultades financieras.

Pero seguramente Peddle saldrá adelante. La corta historia del negocio del micro demuestra que los iniciadores son también supervivientes, incluso aunque las multinacionales intenten ganar la partida.

(Fuente: Reproducción del artículo “Cimiéntos sólidos …” publicado en Mi Computer, número 24. Editorial Delta, 1984.)

Anuncios
2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s