QL Hacker’s Journal

textQL Hacker’s Journal (QHJ) fue una boletín electrónico o ezine publicado por Timothy Swenson como un servicio a la comunidad QL. QHJ estaba destinada principalmente a los programadores QL. Se editaron 34 números entre enero de 1991 y diciembre de 2001 (¡más de 10 años!) con regularidad variable. Fue una publicación gratuita para todos los programadores interesados en el QL y se podría distribuir y copiar libremente. Los principales medios de distribución fueron a través de ficheros enviados por correo electrónico (Internet y Compuserve) y de forma impresa a algunos suscriptores. Actualmente se conservan todos los números en varios sitios ftp (como garbo.uwasa.fi) y en Web’s como la de Dilwyn Jones (http://dilwynjones.topcities.com/qhj/qhj/index.html).

A pesar de ser una publicación liderada por una sola persona (Timothy Swenson), se alentaba a los lectores a enviar artículos, comentarios, noticias etc. para la inclusión en las sucesivas ediciones del ezine. En la práctica algunos articulistas y programadores colaboraron con Timothy de forma más o menos regular a lo largo del tiempo.

El QHJ se inició, según su promotor, porque las publicaciones sobre el Sinclair QL de aquellos momentos carecían de un foro adecuado para la edición de artículos más avanzados sobre programación que el autor quería escribir. Como lector de una serie de revistas sobre programación, Timothy quería emplear las habilidades y las herramientas adquiridas para trasladarlas a una publicación sobre el QL . Una vez comenzada la tarea sintió que otros programadores estabas interesados en su “hacking” empleando como plataforma el Sinclair QL. Así empezó todo.

El ezine no fue diseñado como una publicación atractiva, al contrario, el formato fue diseñado para ser claro, legible y minimalista en cuanto al esfuerzo requerido para su publicación. Fue diseñada para ser distribuida electrónicamente a través de discos, BBS’s o correo electrónico. Los primeros números se editaron en el formato doc de Quill, pero pronto pasó a editarse en ficheros simples de texto. De esta forma era mucha más simple la impresión y la posibilidad de aislar el código fuente para copiar y pegar en programas listos para ejecutar o compilar.

En definitiva, otra gran proeza de la modesta comunidad QL de la pasada década.

Anuncios
1 comentario
  1. badaman dijo:

    Artículos como este no sólo son necesarios, sino que son una gozada. Por un lado dan a conocer parte de la historia del QL, y por otro pone en relieve la importancia de la comunidad de usuarios, a la vez que destaca la labor de Timothy Swenson y su obra. Buen artículo para empezar un domingo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s