El Sinclair QL en “DIGITAL RETRO”


He recibido esta semana mi pedido a Amazon del libro “DIGITAL RETRO, the evolution and design of the personal computer” de Gordon Laing. Un libro editado ya hace unos años (en 2004) pero que supe de su existencia en un hilo de los foros de zonadepruebas.

El autor nos presenta en su libro, los 40 ordenadores que considera más representativos de la primera década y media de existencia del microordenador. Nos lo muestra con unas fantásticas fotografías acompañadas de diversos comentarios así como de las historias que estuvieron detrás de cada una de ellos. Tengo que decir que es maravillosa la presentación y la calidad de las imágenes, donde se han usado unas exquisitas tonalidades de colores muy suaves y discretas (un “look” muy retro).

La contraportada del libro dice algo así:

Desde finales de los setenta hasta principios de los noventa fue un período completamente único en la historia de la informática. Mucho antes de que Microsoft e Intel gobernaran el mundo del PC, una variedad muy dispar de ordenadores personales y microordenadores, de una gran cantidad de proveedores, participaban en una batalla que daría forma a la industria en los próximos años.

Productos de los gigantes de la electrónica bien establecidos se enfrentaban con las máquinas que a menudo parecía haber sido (o eran en realidad) ensamblados en el trasero por un inventor excéntrico. Los profesores de la Universidad estaban compitiendo “cabeza a cabeza” con estudiantes en los garajes de sus padres.

¿Compatibilidad? ¡Olvídalo! Cada uno de estos equipos era una máquina propia y no tenía intención de comunicarse con cualquier otra cosa. Lo mismo podría decirse de sus propietarios, de hecho, provocaban apasionadas rivalidades entre sus máquinas con creencias que rayaba en lo religioso.

Este libro cuenta la historia que hay detrás de 40 ordenadores clásicos de la esta década infame, de los sueños y la inspiración, a través de los inventores apasionados y las luchas por el poder empresarial, hasta su inevitable desaparición final. Se hace un examen detallado de todas las plataformas más importantes, desde el inicio de la revolución con el ordenador MITS Altair, al NeXT cube, quizás el último rival serio en el mercado del ordenador personal. En los trece años entre el lanzamiento de esos sistemas, nunca ha habido un período más frenético en los avances técnicos, el refinamiento y la comercialización. Este libro cubre todos los pasos importantes realizados a ambos lados del Atlántico. Cubriremos los aspectos más relevantes, ya sea en la miniaturización de las máquinas de Sinclair, la habilidad para los juegos de Amiga, o la guerra fermentada entre Apple Computer, “El gigante azul (Big Blue)”, y explosión de los sistemas clónicos. Digital Retro es una lectura esencial para cualquier persona que poseyera un ordenador personal en los años ochenta.

¡Y por supuesto! … uno de esos 40 ordenadores es el Sinclair QL. Se presenta con fotos de la máquina desde varios ángulos y las expansiones más populares (trump card y unidad de discos).

Muy interesante el inicio de la presentación del QL:

Animado por el éxito del Spectrum ZX, los siguientes objetivos de Clive Sinclar era entrar en el mercado empresarial, pero él y el diseñador David Karlin tenían ideas diferentes. Karlin se unió a Sinclair en 1982 a su regreso al Reino Unido desde Palo Alto, donde había diseñado los chips DSP para Fairchild.

El Concepto de Karlin era acercarse lo más posible a estaciones de trabajo de alto rendimiento al estilo del Xerox Star, pero utilizando una tecnología más moderna y ajustarse al precio de unas 1000 libras. Sinclair, por otra parte, consideró 400 libras como el límite absoluto.

Con un presupuesto estricto y el seguimiento del propio Sinclair, el proyecto se inició con Karlin en área de la electrónica y la nueva contratación de Tony Tebby para el sistema operativo, dejando a un veterando de Sinclair, Rick Dickinson, en la dirección del diseño industrial que incluía un nuevo teclado de estilo plano. El presupuesto no daría cabida a una unidad de disquete, así que se utilizaron un par de cintas Microdrive en su lugar …

En definitiva, un libro que no puede faltar en la estantería de cualquier aficionado a la retroinformática.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s