archivo

Archivo de la etiqueta: Linus Torvalds

Revisando las entradas sobre QL en Friendfeed, otra red social en auge, me encuentro con este artículo que a su vez viene de una noticia en el foro de Hacker News y que habla sobre una pequeña extensión al SuperBASIC creada por Linus allá por 1986 que fue publicada en la revista BITTI de Finlandia (el artículo parece esta en suomi).

GMOVE, que es como se llama el invento, es un nuevo comando que realiza funciones de blitter en una ventana de QL, es decir, mueve bloques de pixels en pantalla. Ya lo dice el encabezado de la noticia original (“Onko joskus tullut eteen tilanne,…“):
linus_list

“¿Alguna vez te has encontrado una situación en la que quisieras mover parte de una ventana a otro lugar? Esta tarea no podrá hacerse sin ampliar del juego de instrucciones BASIC. Esto añade al conjunto de instrucciones del QL el comando GMOVE, con el que puedes mover un gráfico, por ejemplo, dentro de un programa de dibujo.”

Su sintaxis es la siguiente:

GMOVE (#ch),x1,y1,l,k TO x2,y2

Aparentemente mueve un bloque de medidas l,k (ancho x alto imagino) que empieza en las coordenadas x1,y1 a la posición x2,y2 dentro de una ventana o canal ch (por omisión, como es costumbre, el canal 1).

Una vez tecleamos el listado SuperBASIC que aparece en la revista, se genera un fichero de código máquina en mdv1_ llamado GMOVE que podremos cargar cuando queramos mediante:

A=RESPR(704)
LBYTES mdv1_GMOVE,A
CALL A

Una vez hecho esto, ya tendremos conectada al SuperBASIC la nueva instrucción GMOVE.

¿Alguien se anima a “picar” el programita?

linus_torvaldsCuando enumeramos las características del QL a alguien que no ha oído hablar de este ordenador en su vida, a menudo se nos cuela orgullosamente la figura de Linus Torvalds en nuestra explicación, -pues fue usuario de este ordenador-, y sólo con decir su nombre parece que se revistan nuestros argumentos de un cierto abolengo.

Es como si quisiésemos relacionar de alguna forma el QL con el nacimiento de Linux a través de la figura de Torvalds, ya que, indudablemente, algo habrá aprendido mientras lo usó que pudo aprovechar en sus desarrollos.

Pero ¿que opina verdaderamente Torvalds sobre el Sinclair QL después de tantos años?

Con motivo del 25 aniversario, Urs König contactó con él, y esto es lo que respondió en su blog bajo el título “Hardware raro”:

«No soy muy sentimental en lo que respecta a la tecnología -los buenos viejos tiempos no fueron buenos del todo-, y yo me siento firmemente liberado cuando se trata de viejos ordenadores y periféricos. Elijo lo más reciente / más pequeño / más rápido frente a aquellas anticuadas máquinas de antaño.

Como resultado de ello, cuando alguien me envía un correo electrónico diciendo que el Sinclair QL ha cumplido 25 años ayer, y que debería mencionarlo en mi blog, me dije “hmm”. Porque aunque yo tuve uno y me gustaba, tengo que decir que fui mucho más feliz con el PC por el que lo acabé reemplazando, y decidí que no volvería a usar una máquina tan excéntrica nunca más.

(Una promesa que luego rompería en varias ocasiones, cuando acabé jugando con ambos alfa y PowerPC en mis esfuerzos por asegurarme de que Linux no era demasiado PC-céntrico. Pues bien. Cada vez acabo volviendo a prometerme que nunca volveré a hacerlo, y cada experiencia me convence más de que el hardware que no tiene un mercado de masas tiende a no ser valorado a largo plazo. Sin embargo, sí puede ser divertido e interesante y una experiencia docente).

Pero el correo de Urs König (alias cowo) terminó distrayendo mi mente y me trajo de nuevo recuerdos nostálgicos. Así que aquí estamos, veinticinco años y un día más tarde, y estoy escribiéndole al QL de todos modos. Era extraño, y era áspero hasta el punto de ser la única máquina en la que tuve que hacer “cirugía” en el hardware para hacerla estable y útil, pienso que yo estaba en una edad impresionable. Y aunque no creo que queden muchos QL de los que alguna vez se hicieron fuera de Gran Bretaña, se trata de una máquina interesante para su tiempo.

He aquí un hardware raro.»

Linus Torvalds, 13 de enero de 2009