archivo

Archivo de la etiqueta: pioneros


Zuse logró en Alemania resultados similares a los obtenidos por Von Newuman en Estados Unidos.

XZuse

Con frecuencia en distintos lugares del mundo se producen inventos simultáneamente a partir de ideas que surgieron y se desarrollaron independientemente unas de otras. En la década de los cuarenta, mientras en Estados Unidos se estaba construyendo el primero ordenador de válvulas (el ENIAC), un ingeniero alemán, Konrad Zuse, trabajaba en una calculadora programable, que se considera como el primer ordenador de la historia.

Zuse nació en Berlín el 22 de junio de 1910. Después de estudiar en la Universidad Técnica de la ciudad, trabajó como ingeniero aeronáutico para la Henschel Aircraft Company, dedicándose al diseño de alas. Los principios matemáticos básicos aplicados al refuerzo de las alas de los aviones ya se habían establecido en la década de 1920. No obstante, los cálculos individuales necesarios para producir cada par de alas requerían equipos de personas trabajando con máquinas de calcular mecánicas y reglas de cálculo. Zuse comprendió muy pronto la necesidad de contar con una máquina que pudiera efectuar con rapidez este trabajo que ocupaba tanto tiempo. Por las tardes, en compañía de otros amigos, emprendió, en el piso de sus padres, la labor de construir un ordenador que pudiera realizar esta tarea.

Su primera máquina, el Z1, era un dispositivo mecánico que podía efectuar las cuatro operaciones aritméticas elementales, calcular raíces cuadradas y convertir números decimales a notación binaria y viceversa. Aunque no estaba enterado de los logros de Charles Babbage, cuyo ingenio diferencial se había creado para efectuar los laboriosos cálculos que requerían las tablas náuticas, Zuse había llegado a conclusiones similares y a otras que eran mucho más avanzadas. El descubrimiento más sensacional de Zuse se produjo al comprobar que una palanca era un interruptor que se podía colocar en una de dos posiciones (encendido o apagado) y que, por consiguiente, se podría utilizar ya como medio para almacenar datos, ya como dispositivo de control.

Zuse pretendía representar tanto los datos como las instrucciones en forma binaria, y en el año 1941 inició la construcción de un ordenador electromagnético, al que llamó Z2. Dedicado de lleno al esfuerzo de la guerra, el gobierno alemán se mostró poco interesado, al principio, en el invento. No obstante, finalmente acabó por reconocer el potencial interés militar del aparato y le proporcionó fondos a Zuse para desarrollar el Z3. Éste había de ser un ordenador eléctrico, con un tendido de cables eléctricos, que posibilitaron un diseño más compacto y elegante, en lugar de los enlaces mecánicos que utilizó en las máquinas anteriores.

Zuse construyó el Z3 pese a no pocos contratiempos. Los bombardeos de Berlín por los aliados le obligaron a trasladar su taller en diversas ocasiones. Dos veces lo llamaron a filas, sólo para mandarlo de vuelta desde el frente oriental para que continuara con su trabajo. La escasez de materiales durante la guerra le forzó a improvisar, obligándolo a servirse de piezas extraídas de los engranajes de conmutación telefónicos y a utilizar copias de antiguas películas, perforadas con códigos de ocho agujeros por fotograma, en lugar de cintas de papel.

El Z3 podía almacenar 64 palabras, cada una de ellas de 22 bits de longitud. A la información se le daba entrada a través de un teclado y los resultados se exhibían visualmente en un conjunto ordenado de lámparas montadas sobre un tablero. Lamentablemente, el Z3, al igual que todos los ordenadores anteriores de Zuse, fué destruido en 1945 durante un bombardeo de Berlín.

Uno de los ordenadores lo adaptó la Henschel Aircraft Company para ayudar en la construcción de la bomba volante HS-293. Se trataba de un avión no tripulado que se lanzaba desde un bombardero y se guiaba hasta su objetivo por radio.

El último ordenador que produjo Zuse, durante la guerra, el Z4, había incrementado la longitud de sus palabras a 32 bits. Cuando los aliados se acercaban a Berlín, la máquina fue trasladada a Gotinga. Finalmente quedó instalada en Basilea (Suiza), donde estuvo en funcionamiento hasta 1954.

Zuse no consiguió fabricar ordenadores en la Alemania de la postguerra, por lo cual dedicó sus esfuerzos a la teoría informática. Desarrolló un sofisticado lenguaje denominado Plankalkul que podía tratar lógicamente tanto con matemáticas como con información más general. Cuando pudo volver al campo de la creación de ordenadores, fundó la Zuse Company, que fue la fábrica más importante de ordenadores de Alemania hasta 1969, en que fue absorbida por Siemens Corporation.

(Fuente: Enciclopedia Mi Computer, fascículo 13. Editorial Delta, 1984.)


El test para determinar la inteligencia de una máquina tomó su nombre de este matemático británico. La mayor parte de su trabajo, sin embargo, lo realizó para el servicio de inteligencia militar durante la última guerra mundial

xturingAlan Turin desde muy joven mostró una extraordinaria intuición científica. Estando en la escuela, escribió a su madre: “Me parece que siempre quiero hacer las cosas a partir de aquello que abunda más en la naturaleza”. Los matemáticos ofrecen pronto muestras de su talento, y Turing, tan pronto supo leer y escribir, empezó a componer versos y a diseñar bicicletas anfibias.

Mientras su padre se hallaba en Madrás, trabajando para el Inian Civil Service, Turing ganó numerosos premios escolares y más tarde una beca que le llevaría al Kings Collage de Cambridge. Durante su permanencia en esta ciudad, primero como estudiante y luego como miembro de la junta de gobierno de su colegio, fue cuando su interés empezó a centrarse en los problemas de la lógica matemática.

En 1931, el matemático checo Kurt Godel asombró al mundo científico con el descubrimiento de que había teoremas matemáticos que eran verdaderos aunque nunca pudieran probarse. Alan Turin se puso a investigar aquellos que podían ser probados. Propuso una máquina, cuya construcción dejó a la imaginación, que podría realizar de manera mecánica los procesos que por regla general lleva a cabo un matemático. Para cada proceso había una máquina: por ejemplo, una máquina para sumar, otra para dividir, y una tercera para integrar, y así sucesivamente. Más tarde estas máquinas serían conocidas como máquinas de Turing.

El joven matemático investigó los trabajos de estas máquinas imaginarias y llegó a la notable conclusión. En vez de destinar la realización de cada proceso matemático a una máquina independiente, era posible diseñar un aparato “universal” que fuera capaz, al ser “programado”, de cumplir las funciones de cualquiera de las máquinas especializadas. Alan Turing había encontrado así, casualmente, la teoría del ordenador programable.

Al estallar la segunda guerra mundial, Turing fue rápidamente alejado del mundo académico y reclutado por la Escuela de Códigos y Cifrados del gobierno británico, situada en el Bletchley Park (Buckinghamshire). Si no hubiera sido por el conflicto bélico, quizás sus máquinas hubieran continuado siendo una entelequia.

Las actividades que se realizaban en el Bletchley Park, que eran altamente secretas, consistían de manera primordial en descifrar con suma urgencia los códigos militares alemanes. Debido a que estos códigos podían ser cambiados diariamente, era necesario el empleo de máquinas para su desciframiento antes de que los servicios alemanes introdujeran nuevos códigos. Bletchley Park se convirtió en un inmenso centro de procesamiento de información. Promediada la guerra, Turing fue enviado a Estados Unidos, con el fin de que creara unos códigos seguros para comunicaciones trasatlánticas entre los países aliados.

Debido al carácter secreto de su trabajo en esta época, se dispone de muy pocos datos sobre su actividad. Sin embargo, se cree fundamentalmente que conoció a Von Neumann cuando se hallaba en Princeton (Nueva Jersey). Hacia el final de la guerra, Turing recibió el encargo de empezar los trabajos para la construcción de un ordenador totalmente británico, destinado al National Physical Laboratory, y que recibiría el nombre de ACE (Automatic Computing Engine).

Esta máquina tardó mucho tiempo en ser construida, pero muchas de sus características eran superiores a las del ENIAC. Frustrado por el lento avance, Turing dimitió y se fue a vivir a Manchester, donde empezó a colaborar en el proyecto del ordenador de la universidad. Al mismo tiempo era asesor de la compañía Ferranti y, por tanto, colaboró en la construcción de los primeros ordenadores fabricados en Gran Bretaña.

Turing fue una personalidad excéntrica, que se dedicó a lo que sabía que era importante sin preocuparse de prejuicios sociales o cortapisas legales. Un amigo dijo de él que era “divinamente retrasado” para ver los errores de los otros, pero su genio científico era intachable. En 1952 fue condenado por acusaciones relativas a homosexualidad y, dos años más tarde, se suicidó. ¿Quién puede predecir cuál hubiera sido su contribución al desarrollo de la inteligencia artificial si no hubiera adoptado esa trágica determinación?

(Fuente: Enciclopedia Mi Computer, fascículo 10 . Editorial Delta, 1984.)


Este brillante matemático aporta su nombre al diseño de los ordenadores modernos.

xneumanSólo un húngaro podría entrar en una puerta giratoria tras una persona y salir delante de ella. Esto dijo John von Neuman al describir la competitividad de los colegas de su propio país. Él mismo no fue una excepción. Su propia ambición, junto con una inteligencia extraordinaria, le condujo a los más altos puestos científicos de los Estados Unidos.

Neumann nació en el seno de una acaudalada familia judía del Imperio austrohúngaro. Su facilidad para las matemáticas ya se puso de manifiesto cuando aún era muy joven, y a los 25 años de edad había obtenido dos licenciaturas y un doctorado y discutía temas científicos en un plano de igualdad con personajes tan eminentes como Albert Einstein y el matemático David Hilbert.

Neumann nunca fue indiferente a los problemas del mundo. Con el derrumbamiento del Imperio austrohúngaro, tras la primera guerra mundial, adoptó la partícula nobiliaria de “von” y se introdujo en la vida académica de la derrotada Alemania. Al mismo tiempo, establecía contactos en los Estados Unidos, pasando los inviernos en la Universidad de Princeton, en Nueva Jersey, y los veranos en Europa, administrando las propiedades de su padre. Al estallar la segunda guerra mundial, ya se había establecido en Norteamérica.

El prestigio de Von Neumann en el campo de las matemáticas se debió a sus estudios sobre la teoría de conjuntos, que Gertrand Russell había desprestigiado con sus paradojas lógicas. Neumann estaba fascinado con la física cuántica y con la teoría de los juegos. Inventó el método Montecarlo, en el que utilizaban números aleatorios para resolver ecuaciones matemáticas.

Cuando el gobierno de Estados Unidos decidió entrar en la guerra al lado de los Aliados, Von Neumann fue contratado inmediatamente para el proyecto Manhatatan, y colaboró con gran entusiasmo en la fabricación de la bomba atómica.

Cuando aún estaba comprometido en el proyecto Manhattan, tuvo noticias de los intentos de construir un ordenador electrónico y solicitó participar en el proyecto ENIAC. Los trabajos se realizaban bajo el control de los ingenieros electrónicos, pero como primer matemático involucrado vio el problema de forma diferente y realizó un informe que se convertiría en punto de partida del ordenador moderno.

ENIAC

ENIAC

Finalizada la guerra, colaboró cada vez más estrechamente con el Departamento de Defensa de Estados Unidos. No abandonó, sin embargo, sus investigaciones matemáticas y diseñó el primer ordenador para la Universidad de Princeton, que recibió el nombre de JOHNIAC.

Con algo más de 50 años, se le declaró un cáncer y posteriormente se vería confinado a un silla de ruedas. A pesar de que toda su vida fue agnóstica, en los últimos meses de su vida se convirtió a la religión católica. A partir de su muerte, y en su honor, el diseño del ordenador moderno es conocido como “arquitectura Von Neumann”.

Fechas importantes en su vida:
1903: El 28 de diciembre nace en Budapest.
1921: Primer escrito matemático publicado junto con su tutor.
1933: Es nombrado profesor de la Universidad de Princeton (Nueva Jersey, Estados Unidos) refugio de Einstein y de otros matemáticos emigrados de Europa.
1942: Publica un libro sobre la aplicación de la teoría de juegos a la economía.
1944: Tiene noticias sobre el proyecto secreto ENIAC.
1945: Asiste a las primeras pruebas de la bomba atómica.
1947: Informe sobre el ENIAC y bosquejo del diseño de un nuevo ordenador, que recibirá el nombre de EDVAC (Electronic Discrete Variable Computer)
1951: JOHNIAC, el ordenador diseñado personalmente por Neumann, entra en funcionamiento en la Universidad de Princeton.
1951-1953: Presidente de la American Mathematical Society. Trabaja en la teoría de autómatas.
1955: El presidente Eisenhower le nombra comisionado de la US Atomic Energy.
1957: El 8 de febrero muere de cáncer. Como un honor especial se dedica un volumen completo del Bulletin of the American Mathematical Society a su vida y obra.

(Fuente: Enciclopedia Mi Computer, fascículo 7. Editorial Delta, 1984.)


De bromista autodidacta de la electrónica a multimillonario: cómo se crearon los populares ordenadores Apple

xwozniak3En Estados Unidos, el gran público conoce más a Steve Wozniak por la puesta en escena de multitudinarios conciertos de rock al aire libre que por ser el hombre que construyó, él solo y en el garaje de su casa, los Apple I y II. Pero en el mundo de la informática se le considera el “genio de la electrónica” que más ha hecho por simplificar y popularizar el microordenador. Las máquinas de Wozniak fueron las primeras en disponer de color, gráficos, teclado y video como configuraciones estándar. El Apple II fué tan popular que se llegaron a vender muchos millones de unidades.

La meteórica ascensión de Steve Wozniak, desde ingeniero en el garaje de su casa hasta multimillonario en dólares, parece un moderno cuento de hadas. Wozniak nació y creció en el ahora famoso lugar de nacimiento del chip, Silicon Valley (California). Su padre, ingeniero de profesión, le enseñó la ley más elemental de la electrónica, la ley de Ohm, pero a partir de ahí Wozniak aprendió electrónica por sí mismo.

De niño ocupaba su tiempo jugando con componentes electrónicos y aplicando su genio técnico en hacer travesuras en la escuela. Una vez construyó un dispositivo electrónico llamado caja azul, idea que concibió inspirándose en el personaje de una revista que era un proscrito de la tecnología. El dispositivo podía imitar ciertos tonos a través del sistema telefónico. Estos tonos especiales eran la indicación de que la persona que telefoneaba había insertado en la caja de monedas del teléfono la cantidad de dinero necesaria. Eso le permitió a Wozniak hacer llamadas telefónicas gratis a todo el mundo. Habló con amigos de Inglaterra, y por este procedimiento llamó incluso ¡al Papa!

Wozniak jamás estudió la carrera de ingeniería; en la escuela era un alumno excelente en matemáticas y en electrónica, pero abandonó los estudios. Su primer trabajo fue como técnico en la inmensa corporación norteamericana Hewlett Packard, donde diseñó calculadoras. Pero ellos le dijeron que no estaba capacitado para hacer lo que él realmente deseaba: diseñar ordenadores. De modo que empezó a trabajar por su cuenta, especialmente por la noche, y diseñó un ordenador que la Hewlett Packard rechazó. Wozniak no se desalentó; dejó la compañía, y con Steve Jobs, condiscípulo en la escuela (y compañeros de travesuras), construyó y vendió 50 unidades de la máquina que había diseñado. Así nació Apple I. Bautizaron con el nombre de Apple (“manzana”) el ordenador y la empresa simplemente porque Jobs una vez había trabajado en una huerta.

Apple I

Apple I

Durante 1975 y 1976 Wozniak se encerró en su garaje. Allí las ráfagas de inspiración de su genio lo impulsaban a trabajar de noche y de día, hasta que finalmente produjo el Apple II. Tenía 26 años. Aún hoy los expertos consideran la creación del Apple como una proeza sorprendente, por su diseño y sistemas de circuitos tan brillantemente sencillos.

Afirman que Steve Wozniak lee el sistema de los diagramas de circuito y sincronización de un chip con la misma facilidad con que algunas personas leen el futuro en las hojas de té. Una de las innovaciones importantes del Apple II fue la simplificación de la unidad de disco. Antes de Wozniak ésta requería 30 circuitos, pero él la rediseñó para que sólo incluyera cinco en el caso del ordenador personal. No se trata tanto de que Wozniak hubiera creado algo completamente nuevo, sino que simplificó y comprimió tanto todos los componentes, que consiguió que pronto cualquiera pudiera usar un ordenador en su propia casa.

Apple ][

Apple II

Wozniak nunca tuvo la intención de dedicarse a los negocios. Fue su socio Steve Jobs quien se encargó de vender los Apple y de crear la Apple Corporation. Wozniak posee un pequeño porcentaje de las acciones de Apple y jamás ha participado en la gestión empresarial.

(Fuente: Enciclopedia Mi Computer, fascículo 8. Editorial Delta, 1984.)


El creador del microprocesador 6502, utilizado por la mayoría de los ordenadores personales y domésticos de primera generación.

xpeddle Chuck Peddle pertenece a una generación anterior a la de los “jovenes genios” empresarios como Steve Wozniak, Steve Jobs o Bill Gates. El primer contacto de Chuck Peddle con los microprocesadores se produjo en 1973, cuando ingresó en Motorola para trabajar en el proyecto de diseño del microprocesador 6800.

Puesto que se trataba del primer microprocesador que salía al mercado británico, Motorola pudo asignarle al 6800 un precio elevado: 2000 libras. Peddle consideró que el producto había sido sobrevalorado excesivamente y dejó la Motorola para integrarse a MOS Technology.

Se unió a esta relativamente pequeña compañía para trabajar en el proyecto de diseño de otro microprocesador, que se convertiría en el 6502 MPU, sin ninguna duda el microprocesador más exitoso de la primera década de la microinformática. No obstante, en aquel momento nadie comprendió que el producto en el cual estaban trabajando estaba llamado a convertirse en el baluarte de toda una industria y que contribuiría en gran medida al estallido de una revolución social como no se había visto desde hace dos siglos.

Una de las personas que comprendieron la trascendencia del microprocesador en general, y el potencial de MOS Technology 6502 en particular, fue Jack Tramiel, presidente de la Commodore. Hasta entonces Commodore Business Machines se había dedicado a una gama de productos para oficina y calculadoras de bolsillo, con una aceptación discreta.

La Commodore era el principal cliente de MOS Technology, a la que compraba regularmente grandes cantidades de chips especializados para calculadoras de cuatro funciones. Tramiel, a pesar de las dificultades que él mismo tenía para mantener a flote la Commodore, tuvo suficiente fe en el 6502 para conseguir de cualquier parte el capital necesario para adquirir MOS Technology. Simultáneamente con esta operación, contrató los servicios de Charles Peddle, que era a la sazón ingeniero de desarrollo de microprocesadores.

Ya en aquel entonces Peddle había comprendido que el producto que había desarrollado, fruto de sus propias ideas, podía tal vez marcar un hito: el ordenador personal. Era la misma idea que, de forma independiente, estaban alentando Wozniak y Jobs en la Apple Computer. Peddle estaba tan preocupado con el hecho de que la nueva tecnología se utilizara de manera apropiada, que se asoció con Bill Gates, fundador de Microsoft (famosa en aquellos tiempos por su intérprete Basic), con la intención de comprar Apple, que, casualmente había sido puesta en venta en el mismo momento que MOS Technology. Sin embargo, Wozniak y Jobs pedían 150000 dolares por le empresa, y la oferta de Peddle y Gates sólo llegaba a los dos tercios de esa cifra.

Peddle permaneció en la Commodore y asumió la tarea de producir el Commodore PET (Personal Electronics Transactor), que apareció en 1977 en el mercado, casi en la misma época en que se lanzó el Apple II. El PET era distinto, en el sentido de que llevaba un monitor y un paquete de cassettes incorporado, y que el “tacto” del teclado se parecía más al de una calculadora que al de una máquina de escribir. Al poco tiempo de haber aparecido, Commodore tenía pedidos en firme para un millar de unidades, y, gracias a la labor desarrollada por Chuck Peddle, había nacido la primera generación de ordenadores diseñados específicamente para utilizarse en el hogar.

Commodore Pet 2001

Commodore Pet 2001

Transcurrieron tres años hasta que Peddle pudo concretar su segunda gran ambición: la de dirigir su propia empresa de ordenadores. Con Crish Fish, uno de los cerebros financieros que hicieron factible el súbito crecimiento de la Commodore, se asoció a Victor United, subsidiaria de la gigantesca Walter Keke Corporation, y puso en marcha Sirius System Technology.

El trabajo de desarrollo en el campo de la industria de ordenadores personales se concentró de manera preferente en los chips de 16 bits, como el 8088 de Intel. Resultó que IBM también estaba trabajando en un ordenador personal para escritorio basado en el mismo chip, pero casualmente Sirius consiguió presentar el fruto de su trabajo algunas semanas antes. La máquina tuvo una amplia aceptación y pronto se afianzó en el mercado, siendo el primer microordenador barato y fabricado al por mayor que ofrecía las ventajas de la nueva generación de microprocesadores de 16 bits.

Sirius 1

Sirius 1

El Sirius 1 era relativamente barato y fácil de usar. Con su teclado separable, sus gráficos de alta resolución y su pantalla antideslumbrante, estableció nuevos niveles para los microsistemas de oficina. Los usuarios descubrieron la inmensa utilidad de las muy mejorada velocidad y capacidad de direccionamiento del microprocesador de 16 bits.

En conjunto, Chuck Peddle ha recorrido un largo camino con el objetivo de hacer realidad su gran ambición: poner al alcance de todo el potencial del ordenador. U en el proceso ha abierto nuevos caminos para que otros continúen su trabajo.

(Fuente: Enciclopedia Mi Computer, número 9. Editorial Delta, 1984.)